Escritura Creativa. El punto de vista. Atlas de textos. | Itaca Escuela de Escritura

Escritura Creativa. El punto de vista. Atlas de textos.

Ítaca Escuela de Escritura. El punto de vista.

II - ATLAS DE TEXTOS: HISTORIA DE UNA ANATOMÍA, DE FRANCISCA AGUIRRE

 

Radiografía

He pensado muchas veces que lo sucedido

esa información tan poco convincente

sobre el estado de mi anatomía

quiero decir sobre el estado de mis vísceras

o sea todo aquello que mi esqueleto preserva

y también todo lo que preserva a mi esqueleto

eso como os decía esa petición que hice a los expertos esa sencilla demanda

al parecer dio como resultado una especie de caos.

Francisca Aguirre. Historia de una anatomía.

Poesía Hiperión, 2010.

La Premio Nacional de Poesía de 2011, Francisca o Paca como le gusta que la llamen sus amigos, Aguirre, da comienzo a su Historia de una anatomía, el libro premiado, con una anécdota en apariencia trivial, la realización de una radiografía. A una edad concreta de su existencia: «cuando el paciente/ es decir yo tenía más de setenta y cinco años» y a partir de tan radiológica experiencia, la autora se cuestiona el estado de sus distintos órganos y cuestiona también a los facultativos acerca de las huellas que su vivir ha dejado en su compleja anatomía.

Tanto que cada una de sus vísceras parece dar lugar al bienestar de las otras: «que muchas de las cosas que le pasaban al corazón/ obedecían al mal funcionamiento del hígado o del páncreas/ y desde luego todo lo que le sucedía a dichos órganos/repercutía sin ninguna duda en el cerebro…que más bien era el cerebro el responsable de todo».

Desde un planteamiento de poema–río, donde unos asuntos conducen ineludiblemente a otros, y con el uso de la ironía, Paca cree entender, más allá de los tecnicismos con los que los profesionales de la medicina ocultan nuestras dolencias, que es su anatomía la responsable de su extraña vida. Este giro inesperado, casi al final del poema, nos sitúa ante una lectura distinta del mismo.

No es nuestra «ciega carrera hacia la muerte», tópico poético donde los haya, la que marca nuestra peculiar forma física, más bien el cuerpo junto al que cada uno se levanta cada amanecer, el suyo propio, parece dictar los acontecimientos de nuestra vida.

Poema escrito en versículos que, si bien parecieran de fácil composición al no iniciado, encierran al más difícil de los ejercicios rítmicos. El metro, la medida de un verso, siempre nos proporciona un agarradero, en el que los acentos van encontrando su lugar. El uso del versículo, en cambio, nos sitúa ante el abismo bíblico, ante aquello que solo una elaborada oralidad, origen de la poesía, es capaz de convertir en canto.

Porque Paca Aguirre, como todo buen poeta, sabe que, al final de un poema, cuando se acerca el fin de una existencia, «el pulso se acelera y las radiografías se oscurecen».

Te invito a leer el poema completo aquí.

© José Antonio Rodríguez Alva